Más de mi

Soy Maria, pero me dicen Mary.

La vida y el perfecto plan del universo quiso que estudiara Prof. de inglés y me enamorase de esa lengua e historia. De ahí, el universo me llevo a vivir afuera durante 5 años donde aprendí la realidad y maravilla de la tierra de uno. La Pachamama donde uno nace es la raíz y la corteza que te ata (en el buen sentido de la palabra) desde los pies hasta el alma. Igualmente, la tierra prestada donde me adoptó fue maravillosa y abundante. Estaré eternamente agradecida a ella.

La gente me conoce por mi recorrido académico, pero a los 12 años empecé a encontrarme con este mundo de cartas españolas y mi camino interior se empezó a bifurcar sin siquiera darme cuenta.

Mi abuela, Joaquina o Tata empezó, en todo sentido, a ser mi gran maestra. De su mano aprendí cosas de hierbas, plantas, sahumos y de allí mi creación de sahumos naturales, sales y fragancias.

Aprendí de la comida, de prosperidad y de miles de rituales y baños que me enseño y hoy quedaron en su librito trascendiendo su linaje hacia futuras generaciones,

Ella vivía en un campo de Bonifacio y tenía 11 hermanos. Ese campo era su hogar y vida misma. Un día un grupo de 12 gitanos entraron al establo y mi bisabuela Francisca los alojo allí hasta que partieron. Jovaka, que había aparecido allí no por casualidad, le dijo a mi abuela que ella tendría una nieta y que ella debía enseñarle a esa nieta el saber del tarot o “juego secreto de las cartas españolas” como le decía.

Así empecé sin darme cuenta…hasta que hoy puedo decir que quiero brindarles mi saber, o como se llame, comprometiéndome a ayudarlos a vibrar más en la luz.

Dejemos la oscuridad para quien se haga parte de ese karma.

Yo solo quiero luz.

Cerrar X